La dieta creada por el médico francés Pierre Dukan está causando furor en todo el mundo. Ya se han vendido más de 525.000 ejemplares de este polémico libro en España y mas de 8 millones en el resto del mundo. A pesar de su escandalosa fama entre los devotos aficionados a las dietas de adelgazamiento rápido, se encuentra en la lista negra de muchas entidades referentes en el campo de la salud y alimentación como el Ministerio de Sanidad, la Agencia de Seguridad Alimentaria Francesa, e Incluso la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, que ha definido a la dieta Dukan como un riesgo para la salud pública.

No hay día que no me encuentre con alguna persona que me comente algo sobre esta dieta, o bien que la quiere hacer o que la está haciendo o que quiere saber en qué consiste.  Es por esta razón que me he decidido a investigar sobre la dieta y ofrecerles la información necesaria sobre sus beneficios y las consecuencias de seguirla, así en el caso de que quieran comenzar la tan famosa dieta, al menos sepan cuáles serán los efectos sobre su cuerpo.

Según el creador, esta dieta permite comer 100 alimentos. 72 proteicos y 28 vegetales. Y lo que más atrae es que no pasas hambre porque puedes comer todas las proteínas que quieras en las primeras fases y adelgazas muy rápido, sin la preocupación de recuperar los kilos perdidos.

La dieta consta de 4 fases, que se deben seguir obligatoriamente, sin consumir ningún alimento que no entre dentro de los 100 permitidos. La primera fase, llamada de ataque, elimina toda relación que pudieras tener con los hidratos de carbono ya que  deberás  alimentarte durante un periodo de entre 3 a 7 días únicamente a base de proteínas animales. Quienes sean amantes de la carne, en esta fase se la pasaran en grande, porque otra de las normas es que puedes comer cuanto desees de estos alimentos. Esta es la fase que provoca más críticas entre los especialistas por la ausencia de alimentos esenciales como los hidratos de carbono.

Después se pasa a  la fase de crucero, en la que el consumo de proteínas se va alternando con los vegetales, aunque aún no se introducen frutas hasta que se alcance el peso ideal. Por esta razón recomiendo a las personas que tengan de antemano alguna carencia vitamínica, o patología, que consulten a algún médico sobre las medidas de precaución a tomar, antes de comenzar la dieta, para así evitar riesgos innecesarios. Quizás sea prudente hacerse una analítica previa y luego algunas de seguimiento, para saber si se puede realizar la dieta sin peligro, o si mientras la estamos realizando nuestro organismo no está sufriendo ningún daño.

En esta segunda fase se suele perder un kilo semanalmente, así que dependiendo del sobrepeso u obesidad de la persona, la etapa durara más o menos tiempo.

Estas dos primeras etapas son las de adelgazamiento. Una vez que se alcanzo la perdida de kilos deseados, se pasa a las dos siguientes etapas que son de mantenimiento.

En la tercera fase o de consolidación, la duración, al igual que en la etapa anterior, estará condicionada por la cantidad de kilos que se quieran perder. Diez días de dieta por kilo perdido. En esta etapa se van introduciendo los carbohidratos.

La última fase de estabilización, tiene como objetivo conservar los kilos que se han perdido.

Si bien tienes la liberta de comer lo que quieras, hay algunas normas que también deberás seguir de por vida. Destacando entre las mismas que una vez a la semana debes alimentarte a base de proteínas únicamente, como pasaba en la fase uno de “ataque”  y también debes comer tres cucharadas soperas de salvado de avena al día para generar sensación de saciedad.

Reflexión personal y crítica:

He intentado ser objetivo a la hora de hablar de la dieta, aunque evidentemente soy partidario de que siempre que sea posible se realice, si se desea perder peso, una dieta hipocalórica  equilibrada, con el aporte recomendado de hidratos de carbono, lípidos y  proteínas. En todo caso se puede disminuir el aporte de carbohidratos y aumentar el de proteínas para apreciar una pérdida de peso más rápida. Y siempre bajo el seguimiento de un profesional cualificado.

Como dietista y enfermero al analizar la dieta veo algunos inconvenientes que pueden surgir al realizarla, sobre todo en las primeras etapas, si estas tienen una larga duración. Por un lado el gran aporte proteico implica que tanto nuestros riñones como nuestro hígado  trabajen más de la cuenta para degradar y eliminar los desechos metabólicos derivados de la degradación de la proteína y esto puede ocasionar en un futuro problemas funcionales en dichos órganos.  Más aun cuando el libro permite el consumo de cuantas proteínas se deseen,  pudiendo la persona incitada por el hambre, ingerir cantidades irracionales.

Por otra parte al tratarse de un libro está pensado para un público en general, cuando las dietas deberían ser personalizadas.

Otra de los inconvenientes que veo es el riesgo de carencias en vitaminas y minerales, por lo que podría surgir la necesidad de tomar algún complejo vitamínico.

El agotamiento físico y mental podría ser uno de los síntomas predominantes, causado por la falta de hidratos de carbono, principal fuente de energía del organismo.

En las primeras fases de la dieta las personas podrían sufrir de halitosis (mal aliento), orina con olor muy fuerte y dolor de cabeza debido a los cuerpos cetónicos, que produce nuestro cuerpo al quemar la grasa para obtener  energía.

Espero que les haya servido la información y no dudéis en contactarme si necesitáis alguna aclaración mas.

saludos! :-)

post relacionados: ¿Es saludable la dieta Dukan?

Fuentes: www.publico.es, www.aedn.es, www.nutricion.pro, www.dietadukan.es, www.elmundo.com.http://www.ncbi.nlm.nih.gov/