Desde ya hace un tiempo que vengo anunciando los peligros de las dietas hiperproteicas. Hoy en día la dieta Dukan es una de las más populares y un buen ejemplo de “dieta desequilibrada”.
Hace pocos días unos investigadores de la Universidad de Granada me han dado la razón, demostrando a través de un experimento con ratas, que las dietas hiperproteicas aumentan el riesgo de desarrollar patologías renales a largo plazo y empeoran los marcadores urinarios y morfológicos del riñón.

¿Por qué las dietas hiperproteicas como la dieta Dukan tiene tanto éxito?

Por una sencilla razón, la rapidez con la que se logra perder peso. Pero nada es gratis en esta vida. Si bien es cierto que se pierde peso rápidamente, por la falta de hidratos de carbono de la dieta, el abuso de las proteínas animales termina sobrecargando tanto el hígado como los riñones.

¿Qué enfermedades puede provocar la dieta hiperproteica?

La dieta Dukan y otras de su mismo estilo, pueden provocar enfermedades como la nefrolitiasis (cálculos o piedras en los riñones). El exceso de proteínas y sus residuos metabólicos disminuyen el PH de la orina, y nuestro cuerpo para compensar la acidez metabólica, lo que hace es aumentar el calcio urinario. Como consecuencia, hay un riesgo mucho más elevado de que se formen cálculos, por el exceso de minerales en la orina.

¿Quienes deben evitar este tipo de dietas?

Este tipo de dietas yo no se las recomiendo a nadie, pero visto los resultados del estudio, aún menos a personas que sean propensas a padecer de cálculos, o con antecedentes familiares de nefrolitiasis.
Te aconsejo que si estas pensando en comenzar una dieta de este estilo, antes acudas a tu médico y te hagas un análisis de sangre y un chequeo general y luego en el transcurso de la dieta vayas haciéndote revisiones y análisis periódicos. De esta manera llevaras en todo momento un control que minimizará los riesgos.