Aunque muchas veces pensemos que el sagrado de encías es algo normal, que puede deberse a un excesivo cepillado de dientes, cepillos de cerdas muy duras, o un incorrecto uso de la seda o hilo dental, en la mayoría de los casos no son estas las principales razones de esas encías sangrantes.

¿Qué provoca el sangrado de encías?

Por lo general cuando no removemos bien la placa que se va acumulando en los dientes, esta se endurece y se transforma en sarro. Cuando nuestros dientes llevan tiempo con sarro, aparece la inflamación de encías, con el posterior sangrado de las mismas. En esta etapa ya podemos hablar de gingivitis.
El sangrado de encías también puede deberse, aunque en un numero reducido de casos, a padecen trastornos de coagulación, deficiencias nutricionales, prótesis dentales, deficiencia de vitamina K, leucemia…etc.
Por eso es importante consultar tanto con tú odontólogo, como con tú médico en el caso de que el sangrado persista.

Remedios caseros para prevenir la inflamación de encías y el sangrado de encías.

Higiene dental: Lo primero es lo primero. No hay un remedio casero que te solucione el problema si no cepillas tus dientes de forma adecuada y usas el hilo dental. Por otra parte es muy importante que vayas al dentista al menos 1 vez al año para hacerte una limpieza dental. De esa forma mantendrás a raya la placa y el sarro.

Deja de fumar: El tabaco agrava el problema del sangrado de encías. Por otra parte, dejar de fumar siempre va a ser una gran decisión, independientemente de si te sangran las encías o no.

Agua oxigenada: Los enjuagues con agua oxigenada ayudan a detener el sangrado y seguramente notaras un blanqueamiento dental.

Agua salada: Hacer enjuagues con agua salada, además de funcionar como bactericída, ayuda a detener el sangrado. Para prepararlo, diluye una cucharada de sal (preferiblemente gruesa) en un vaso de agua tibia.

Aloe vera: En un post anterior dedicado al aloe, hable de la infinidad de propiedades de esta planta. Entre ellas su poder de cicatrización. Unos masajes con esta planta, sobre tus encías seguramente te darán buenos resultados.

Comer manzanas: De por si comer manzanas es muy saludable porque nos ayuda a regular el colesterol, controla nuestros niveles de azúcar en sangre, protege nuestro corazón, y por si fuera poco, limpia nuestros dientes!

Té verde: Tiene muchos antioxidantes que combaten la acción de los odiosos radicales libres, pero también su poder antiinflamatorio ayuda a prevenir la inflamación de las encías.

Espero que les sea de utilidad el post de hoy y si les gusta… hacer un Me gusta! ;) gracias por estar siempre ahí queridos lectores!