La linaza es la semilla de la planta del lino. A veces se piensa que las semillas de linaza, semillas de lino dorado y semillas de lino son diferentes, pero estamos hablando del mismo alimento.
Como han visto en varios de los zumos para adelgazar que preparo, he utilizado o bien las semillas de chía o bien semillas de lino. De las primeras ya he hablado en post anteriores, así que hoy le toca a las semillas de lino.

Beneficios de la linaza

A pesar de su diminuto tamaño, las semillas de lino esconden en su interior grandes propiedades. Entre ellas su elevado aporte de fibra, omega-3 y lignanos, antioxidantes con efecto anticancerígeno, particularmente sobre el cáncer de mama. Estos 3 elementos hacen de la linaza un alimento de gran valor nutricional y un muy buen complemento tanto para estar más saludable como para adelgazar.

aceite de linaza

Adelgazar con semillas de lino

Uno de los secretos de las semillas de lino es su poder saciante. Al contener una gran cantidad de fibra dietética, logra mantenernos con la sensación de plenitud durante más tiempo y como es lógico terminamos ingiriendo menos alimentos al cabo del día.
Por otra parte, esa misma fibra, evita el estreñimiento, facilitando el transito intestinal, algo muy beneficioso sobre todo cuando somos de esas personas que siempre se sienten hinchadas como un globo.
La fibra a parte de ser una gran aliada a la hora de adelgazar, es muy necesaria para nuestra salud, ya que nos ayuda a prevenir diversas enfermedades (cáncer de colon, diabetes, gastritis, hemorroides, hipertensión, colesterol y triglicéridos elevados,…etc.)
Eso si, has de evitar consumir más de 40g de semillas de lino al día. Un exceso de este cereal, puede ser problemático. Con el exceso de fibra, puede generarse un bolo alimenticio que obstruya el intestino y provoque una oclusión intestinal. Este es el motivo de que siempre se recomiende no sobrepasar los 20-30g de lino al día y sobre todo consumirlo con mucho líquido.
Es por eso que yo añado las semillas de lino directamente en los zumos verdes, así soluciono dos problemas de una sola vez. Por un lado las mezclo con algún liquido, que es lo más recomendable, y por otro lado, al usar la batidora para preparar el zumo, también rompemos las semillas, paso indispensable para poder asimilar tanto el omega-3 como los lignanos (antioxidantes).

Semillas de lino ricas en omega-3

El segundo gran beneficio de las semillas de lino es su riqueza en omega-3. De hecho, es uno de los alimentos más ricos en este tipo de ácidos grasos poliinsaturados (omega-3).
En farmacias, tiendas de dietética y herboristerias se vende el aceite de linaza que es otra opción para alinear ensaladas o añadirle a otros alimentos si no quieres comprar el grano entero.
El omega-3 ayuda a regular nuestro niveles de colesterol, sobre todo el colesterol “malo” (LDL) aumentando los niveles del colesterol saludable o “bueno” (HDL).
Además diversos estudios coinciden en que consumir habitualmente alimentos ricos en omega-3, previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, diabetes tipo 2, infartos cerebrales (ICTUS), hipertensión arterial, osteoporosis, arteriosclerosis,…etc.

FUENTES:

http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182009000400009

http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v28n1/01revision01.pdf

http://www.nutricion.org/publicaciones/revista_2010_02/Fibra-dietetica.pdf

http://www.med.nyu.edu/content?ChunkIID=125072