Cabe aclarar que todas las formas de actividad física aeróbica consumen grasa, pero sin duda que entre todas ellas, el mejor método para quemar grasa, e incrementar simultáneamente la forma cardiovascular, es el entrenamiento de alta intensidad a intervalos o entrenamiento interválico.

¿En qué consiste el entrenamiento interválico?

Se trata de realizar series de intervalos al 80-90% de la frecuencia cardiaca máxima (FCM), procurando no mantener una intensidad en meseta. Es decir ir bajando y subiendo continuamente de intensidad.
Durante la fase de intervalos has de ir incrementando la intensidad hasta alcanzar un 80-90% de FCM. Una vez alcanzado este punto, te mantienes unos 15 segundos a 3 minutos , seguido de una fase de recuperación de 30 segundos a 3 minutos, en donde debes disminuir tu frecuencia cardiaca un 30%, es decir, mantener durante esos minutos de recuperación un 60% de FCM.

¿Cuánta grasa quema este tipo de ejercicios?

Este tipo de ejercicios son realmente efectivos. Aproximadamente queman un 50% más de grasa que los ejercicios convencionales o de baja intensidad.

¿En qué tipos de ejercicios se puede aplicar este método de entrenamiento?

El entrenamiento a intervalos se puede aplicar a diversos ejercicios; por ejemplo, ciclismo, carrera, fitness (spinning, step, body combat,…etc.).

Ahora ya sabes, si quieres quemar grasa de forma efectiva, nada mejor que un buen entrenamiento a intervalos. Eso si, antes de hacer algo que pueda causarte una lesión, asesórate. Debes tener en cuenta que estos ejercicios de alta intensidad requieren de un buen estado de forma, de lo contrario pueden no ser tan beneficios para tu salud.

 

Saludos!