Diabetes

La diabetes en la actualidad es considerada una pandemia. Se estima que hay aproximadamente  290 millones de personas con diabetes en todo el mundo, cifra que aumentará en los próximos 20 años, hasta alcanzar los 380 millones.

La diabetes mellitus (DM) es un grupo de patologías crónicas, endocrino-metabólica resultante de un defecto en la secreción de la insulina (hormona producida y secretada por las células  del páncreas, que se encarga de trasportar la glucosa al interior de la célula),  en la acción de la misma o en ambos, que provoca un trastorno en el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.

La American Diabetes Association (ADA) reconoce más de 56 tipos diferentes de diabetes, entre las que se encuentran la diabetes mellitus gestacional (GDM)10, la diabetes mody, etc. Pero hoy solo me centrare en la  diabetes tipo 2.

Diabetes tipo 2

La DM tipo 2 es la más frecuente en la población ya que afecta alrededor del 90-95 % de la población diabética. El factor desencadenante es la resistencia a la insulina, debido a que los receptores celulares de la insulina están dañados, provocando con el paso del tiempo que el páncreas disminuya la producción de insulina. Hoy día se cree que la resistencia a la insulina se desarrolla como consecuencia de la interacción de factores como la obesidad, inactividad física y también un factor genético.

La DM tiene una serie de complicaciones: hiperglucemia, hipoglucemia microangiopatias, macroangiopatias, neuropatías.

La hipoglucemia se caracteriza por niveles de glucosa en sangre por debajo de 50 mg/dL. La persona puede presentar manifestaciones neurológicas como visión borrosa, cefaleas, confusión, letargia e incoordinación muscular y en hipoglucemias por debajo de 40mg/dl pueden ocasionar, convulsiones, coma y hasta la muerte. También la persona puede presentar síntomas adrenérgicos, siendo los más frecuentes diaforesis, nauseas, vómitos,  taquicardia, palpitaciones, temblores etc.

¿Qué es la hiperglucemia?

La hiperglucemia es un exceso de glucosa en sangre. Se ha demostrado que es el principal factor responsable de complicaciones microvasculares, tanto para la diabetes tipo 1 y tipo 2, pero como en esta última puede haber  un largo periodo de hiperglicemias asintomáticas, muchas personas con DM de tipo 2 presentan complicaciones en el momento del diagnóstico.

Las tres P son síntomas frecuentes como forma de presentación de los DM tipo 1 y 2.

Síntomas diabetes

Cuando los niveles de glucosa en sangre sobrepasan la capacidad renal de reabsorción, aparece glucosuria (glucosa en orina), que provoca un aumento de la diuresis (poliuria) y  sed (polidipsia). La pérdida de agua y electrolitos lleva a una deshidratación. Al no entrar glucosa en la célula nos da hambre  (polifagia) pero el síntoma más preocupante se da a nivel metabólico y es la cetosis Al no entrar glucosa en la célula, ésta comienza a obtener energía a partir de los lípidos, generándose como producto de desecho final cetonas, sustancias tóxicas para el organismo. La cetogénesis produce acidosis metabólica, disminuyendo el pH. Como mecanismo compensador se estimula la respiración, provocando hiperventilación o respiración de Kussmaul.

La DM tipo 2 es una de las principales causas de morbimortalidad (muertes causadas por esa enfermedad) prematura en países desarrollados, por su capacidad de originar complicaciones como microangiopatias (retinopatía, nefropatía), macroangiopatias (cardiopatía isquémica, accidente cerebrovasculares, arteriopatia periféricos y neuropatías).

Las enfermedades cardiovasculares causan un gran número de muertes en personas diabéticas, por otra parte los pacientes con diabetes que desarrollan una enfermedad cardiovascular tienen peor pronóstico de supervivencia que aquellos pacientes que desarrollan la enfermedad cardiovascular y no son diabéticos. Por esta razón la American Heart Association (AHA) indica que la diabetes mellitus es un importante factor de riesgo de patológicas cardíacas.

¿Qué es el pie diabético?

Una de las complicaciones crónicas más frecuentes es el pié diabético. Un 15% de los pacientes con Diabetes Mellitus, a lo largo de su vida, sufre de pie diabético. Esto se debe a que un alto nivel de glucosa provoca una pérdida de líquidos en el cuerpo. Esta deshidratación hace que la piel se reseque y llegue agrietarse permitiendo la entrada de microbios que se alimentaran de esta glucosa, los cuales favorecerán una infección. Se pueden diferenciar cuatro tipos de úlceras diabéticas según si su origen es neuropático, isquémico, neuroisquemico o infeccioso. La arteriopatía periférica se basa en que llega poca sangre a las extremidades por un estrechamiento de las arterias provocando una mala circulación. En la neuropatía, en cambio, disminuye la sensibilidad por lesiones en los nervios y esto dificulta el reconocimiento del dolor. Cualquiera de estas causas o su combinación pueden hacer que aparezcan las úlceras en el pié, como consecuencia de la falta de oxígeno y nutrientes en las extremidades.

¿Cómo podemos saber si somos diabéticos?

El diagnóstico se establece si la glucemia  en ayunas es ≥126 mg/dl en al menos 2 días distintos, o bien por glucemia en cualquier momento ≥200 mg/dl asociada a síntomas de diabetes como astenia, polidipsia, polifagia poliuria, perdida de peso, etc. También se puede diagnosticar tras sobrecarga oral de glucosa (SOG). La persona deberá tomar 75 g de glucosa, y si a las 2 horas su glucemia es  superior o igual a 200mg/dl, se le diagnostica de diabetes.

¿Quienes deben pincharse insulina?

Está indicado para aquellos pacientes que no han podido controlar su diabetes a través del ejercicio físico, la dieta o a pesar de estar recibiendo tratamiento con antidiabéticos orales. También esta indicado en casos en donde el paciente padezca episodios de descontrol agudo de la glucemia que impidan el uso de antidiabéticos orales y cuando las pacientes diabéticas están embarazadas.

Aquí os dejo también un vídeo con información muy interesante sobre las diabetes.

saludos!