Buenos días! Ayer regrese de mi viaje. Siento haberlos abandonado durante 20 días, pero necesitaba unas vacaciones…
Espero que hayáis echado de menos mis post! Estos días me han servido para descansar y venir con nuevas ideas. Es lo bueno de descansar, que te da tiempo de pensar!
Al llegar me he encontrado con muchas preguntas sobre alternativas para sustituir a la carne, así que hoy les presento a un nuevo alimento. El seitán. Para quienes nunca habían oído hablar de el, les cuento que es un alimento muy popular en la cocina tradicional China y japonesa. En esta última se le conoce con el nombre de kofu (no confundirlo con el tófu, que es el “queso” de soja).
A pesar de su nombre o procedencia no se piensen que es algo raro o exótico. En realidad el seitán es el glúten de trigo, separado del almidón y luego hervido en caldo vegetal. No tiene más misterio.
Se considera un alimento de gran interés nutricional por su elevado aporte proteico y escaso contenido de grasas.

Propiedades del seitán

El seitán una vez elaborado se asemeja de forma notoria a la carne animal y de ahí que se le suela llamar “carne vegetal”. Difícilmente si te lo comes en un plato acompañado de diversos ingredientes, podrías decir que lo que estas comiendo no proviene de algún animal. Engaña más que la soja texturizada y mira que es difícil superarla en ese aspecto.
El seitán es rico en proteínas. Aproximadamente un 24% de su composición son proteínas y un contenido inferior al 2% en lo que respecta a las grasas.
Su alto contenido proteico y su bajo aporte de grasas, hacen el seitán un alimento muy recomendable para incluir en una dieta equilibrada, para adelgazar o incluso para aquellos deportistas que necesitan un aporte elevado de proteínas pero están hartos de recurrir siempre a las pechugas de pollo…
Como este alimento se hace a partir de harina y actualmente la mayoría de harinas estan enriquecidas con diferentes vitaminas y minerales (hierro y calcio sobre todo), al final te estarás beneficiando también de estos micronutrientes tan esenciales para tu salud.

¿Donde comprar seitán?

Hoy por hoy es muy fácil encontrar este alimento en cualquier tienda que venda productos para vegetarianos o ecológicos, aunque es posible que en algún país que otro sea un poco más complicado o su precio sea elevado. Por este motivo, te enseñaré a prepararlo de forma casera para que con apenas dinero, puedas disfrutarlo.

¿Cómo hacer seitán casero?

Ingredientes:
-1kg harina de trigo
-4 dientes de ajo
-1 pizca de sal
-1 taza salsa de soja

Preparación:

Paso 1: Primero debes amasar el kilo de harina. Para ello tiras toda la harina sobre una mesa limpia, haces un hueco en el medio de la harina y comienzas a echar agua. Sabrás que ya esta lista la mezcla cuando la harina se deje amasar con facilidad y consigas una masa homogénea, sin que se pegue a tus dedos.

receta seitan

Paso 2: Deja la masa en una olla grande llena de agua durante 1h.

Paso 3: Ahora deberás frotar con tus manos la masa dentro del agua, hasta que veas que el el agua se queda completamente blanca. Aún más blanco que en la foto. Eso será señal de que el almidón de la masa se desprende.

seitan casero

Paso 4: Tira el agua y añade agua limpia. vuelve a lavar la masa cuantas veces sea necesario hasta que el agua deje de teñirse de blanco.

Paso 5: Una vez que la masa haya adquirido un ligero color marronoso, retírala del agua y pon una olla de agua a hervir. Una vez rompa el hervor, añade los ajos, la sal y la salsa de soja junto con la masa.

seitan

Paso 6: Deja la masa en el agua hirviendo durante no menos de 30 minutos. Si quieres que la consistencia sea más compacta y sólida debes dejarla unos 45 minutos.

Paso 7: Una vez pasado el tiempo, lo retiras del agua y lo dejas enfriar tapado hasta que se enfríe. Luego le puedes dar la forma que desees.

seitan

Listo! ya tienes tu seitán casero! Ahora lo puedes cortar y hacerlo como más te guste, a la plancha, guisado, al horno. Hazlo como si fuera cualquier tipo de carne. Si quieres usar un poco y congelarlo. te aconsejo que previamente lo cortes en las raciones que vayas a utilizar. Luego de congelado, te será más difícil cortarlo.

seitan

¿Quien no puede comer seitán?

Las únicas personas que tienen contraindicado comer seitán son aquellas con intolerancia al gluten. es decir los celíacos. Para el resto de personas no hay ningún tipo de restricción ni posible efecto nocivo ya que es un producto completamente natural.