Ryan Au, un profesor en Hong Kong, es el realizador de este vídeo-experimento. La finalidad era poder enseñarles a sus estudiantes, tras comprobar que muchos eran fumadores, lo nocivo que es este vicio. Creo que lo ha conseguido….
Los pulmones que se ven en el video son de cerdo, ya que los órganos de este animal son similares a los del ser humano.
En cuanto al aparato que envía el humo a los pulmones es una creación del propio profesor. ¿Un crack verdad?
Antes de que me hagan el comentario de que con solo 60 cigarrillos no pueden quedar los pulmones así…Está claro que con sólo 60 cigarros no se te van a poner los pulmones negros! En este experimento han intentado recrear unas condiciones similares a las que se producirán si fumaras durante años, modificando variables, como lo de expulsar el humo. Lo que si es indiscutible es que ese será el efecto a largo plazo. Porque aunque no te guste…con el paso de los años, todo el alquitrán y sustancias químicas de los cigarrillos se terminan adhiriendo al parénquima pulmonar y ahí se quedan. El daño en los pulmones es irreversible, a pesar de haber escuchado que dejando de fumar los pulmones se recuperan.. Lo jodido, jodido esta!
Nuestra suerte es que si extendiéramos toda la superficie comprimida de los pulmones, podríamos cubrir un campo de fútbol, y por esa razón, tardan años en aparecer los problemas asociados al tabaco, como la dificultad respiratoria, bronquitis crónica, enfisema pulmonar, fibrosis pulmonar, etc.

Lo mejor es que vean ustedes mismos el video. Ya me dirán que les ha parecido…

Deja un comentario