El sexting es una peligrosa moda en auge sobre todo en adolescentes, en donde las personas se envían fotos  personales o videos de carácter erótico o pornográfico.
Si eres de esas personas que antes de meterse a la ducha se saca una fotito subida de tono para enviarla posteriormente a tu pareja,  piensatelo dos veces. Acaso sabes donde puede terminar esa foto?
Las influencias y modelos sociales distan de recato, por lo que se ha normalizado hasta cierto punto el “desnudeo”, el riesgo aparece cuando difícilmente puedes controlar la privacidad de aquello que compartes.
Sobre todo los mas jóvenes, no tienen problemas en compartir fotos despojados de ropa, en ocasiones con personas que ni siquiera conocen , y que pueden estar mintiendo en cuanto a su identidad.
Por si no lo sabias, los pederastas, violadores,..etc utilizan perfiles falsos,  en donde generalmente se muestran como jóvenes atractivos,y una vez que se ganan tu confianza y accedes a enviarle fotos, videos o cualquier otro material con contenido erótico, lo utilizan contra ti e intentan extorsionarte para lograr lo que ellos quieren, y mejor no pensar en lo que pueden hacer con tus fotos…

Mi consejo es por supuesto que intentes evitar este tipo de intercambio y en el caso de que alguien divulgue fotos tuyas sin tu autorización, que sepas que es denunciable por estar penalizado por la ley con condenas incluso de prisión según la gravedad del caso.

Otro consejo, y mas importante aún. Si alguien intenta extorsionarte con fotos o videos que previamente le has enviado, no accedas a sus peticiones y acude a las autoridades.

Ahora les dejo un vídeo en donde, de manera graciosa, se recrea una situación que a partir de ahora esperemos que suceda menos.