inyeccion RISUG

http://sexualidadsanayresponsable.blogspot.com

Hoy encontré un artículo que puede ser una revolución en el campo de la anticoncepción. Es mas, la revista Wired expresa que “si este estudio resulta, el RISUG podría representar el mayor avance en control de la fertilidad masculina desde la invención del condón moderno”.

Imagina que pudieran administrarte una inyección y que esta te permitiera mantener relaciones sexuales sin el temor de dejar embarazada a tu pareja y que el efecto durara 10  años. Luego imagina que si quisieras revertir el efecto, con otra inyección se pudiera conseguir. ¿Fascinante verdad?  Pues esta magnifica creación es el  logro de un ingeniero biomédico llamado Sujoy Guha. Este científico ha estado trabajando en el desarrollo del  nuevo anticonceptivo masculino de largo plazo  al que ha nombrado inhibición reversible del esperma dirigido “RISUG”.

Este método podría ser una nueva opción para aquellos hombres que no quieren ser padres o no desean tener más hijos, y además  tiene la gran ventaja de que con un segundo pinchazo tienes la oportunidad de cambiar tu situación en el caso de que te hayan regresado las ganas de tener hijos.

Ya a simple vista,  este nuevo descubrimiento tendría muchísimas más ventajas que la vasectomía,  procedimiento quirúrgico de esterilización masculina en el cual se corta y liga el conducto deferente, encargado del transporte de los espermatozoides. Les aseguro que aunque no es una intervención  peligrosa, yo he instrumentado varias y me lo pensaría dos veces antes de someterme a dicha técnica.

Ventajas del RISUG sobre la vasectomía:

  1. Ninguna parte del tubo deferente es cortada por lo que se mantiene la eyaculación y el lívido intacto.
  2. Se puede revertir
  3. Intervención menos riesgosa debido a que se dejan los órganos intactos.
  4. Recuperación mas rápida
  5. Por ahora no se han demostrado efectos secundarios, salvo un poco de inflamación en los testículos una o dos semanas como máximo.
  6. No hay presión extra dentro del testículo ya que no se acumula esperma en su interior.

Según palabras del ingeniero S. Guha, el RISUG se basa en la aplicación de un gel sintético con carga eléctrica positiva al interior del conducto. Se cree que este gel podría reducir el PH en el interior del conducto provocando la muerte de los espermatozoides, que aunque son expulsados normalmente en la eyaculación son incapaces de fecundar al óvulo.

Al parecer según los estudios clínicos realizados este método tiene una duración de 10 años aproximadamente y luego se puede volver  a repetir.

Buscando información sobre la forma de administración de  la inyección, les puedo adelantar que previa anestesia local, se hace una pequeña incisión en el escroto (piel que recubre el testículo)  y se aplica la inyección directamente en el conducto deferente, luego se introduce el conducto y se sutura la piel.  En caso de que se quiera revertir, se deberá abrir nuevamente la piel del testículo e inyectar un solvente que diluye el gel y permite que los nuevos espermatozoides sean funcionales.

Bueno, por mi parte espero que este nueva técnica se termine de aprobar y pronto comience a ser una nueva opción de anticoncepción masculina, pero eso si… recuerden que evita el embarazo, pero no contagiarnos de enfermedades de transmisión sexual, por lo  que no es una buena idea recurrir a este método anticonceptivo cuando no se tiene una pareja estable.;)

Fuente: http://www.malecontraceptives.org/methods/risug.php