¿Llega el verano y comienzas a parecerte a un dálmata?
Si tu piel, año a año, es invadida por pequeñas manchitas blancas  que te impiden presumir de un  bonito bronceado… posiblemente el problema que estas padeciendo tenga nombre y apellido, “Pitiriasis versicolor”, y se trata de un hongo, que frecuentemente coloniza nuestra piel, afectando principalmente a  los jóvenes, debido a factores como la exposición solar, la excesiva sudoración, disminución de la inmunidad o alteraciones hormonales.

Para tu tranquilidad fuera del problema estético que te pueda generar, este hongo no es nada peligroso, no se contagia y no produce dolor ni escozores pero inevitablemente, si quieres que desaparezca por completo y de forma definitiva, debes realizar un tratamiento constante.

Las manchas blancas suelen aparecer en los brazos, pecho, espalda y piernas.

Ese color blanco se debe a que el hongo al estar sobre la piel, impide que los rayos solares pigmenten esa zona.

Como hay otras afecciones que pueden confundirse con la pitiriasis versicolor, visitar previamente a un dermatólogo, antes de comenzar cualquier tratamiento,  es esencial.

Entre los tratamientos mas efectivos para eliminar la pitiriasis versicolor se encuentran:

La aplicación tópica de antimicóticos como el ketoconazol, miconazol o clotrimazol.

También se ha comprobado que es efectivo, el shampú anticaspa o cualquier shampú que contenga selenio. Debes dejarlo actuando en la piel durante 10 minutos.

Fuentes:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001465.htm

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=44722

http://www.bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol17_6_01/mgi1062001.htm