Ahora que te has leído los dos post anteriores de esta trilogía saludable, y en el caso que no lo hayas hecho, te recomiendo que lo hagas, ya estas list@ para este último capítulo.

Antes que nada, si sientes que estas lista para comenzar a cambiar tus hábitos alimenticios, ya es una gran noticia!

Es muy importante que hayas encontrado una motivación, la cual  no debes abandonar. Como en el cuento de Peter Pan, los niños perdidos necesitaban de una idea feliz para poder volar, y jamas debían abandonar esa idea, para seguir haciéndolo. En tu caso, necesitas encontrar esa idea feliz, que sera tu motivación y la que te mantendrá por el buen camino, el camino saludable.

En el post anterior (el camino hacia una dieta saludable 2), te deje un par de tablas para que pudieras orientarte en cuando a lo que debes comer en mayor cantidad y lo que debes reducir de tu dieta. Con esas tablas puedes crear tu misma las dietas que quieras y con las raciones que los dietistas utilizamos para hacer la elaboración de las mismas. Hoy simplemente pretendo darte consejos que te ayuden a darle continuidad a la dieta, consejos para que te sea mas fácil el cambio.

El primer consejo es que no tengas en tu casa esos alimentos con los que tienes una relación de amor-odio (bollería, helados, chocolate, snacks,…etc.). Si los tienes en tu casa, estarás mucho mas tentada a comerlos. En el caso de que te apetezca darte un gusto a la semana, es mejor que te lo compres puntualmente. Te lo dice la voz de la experiencia, que me encantan los dulces y si los tengo en casa, no puedo evitar caer en la tentación. Sin embargo si no los compro, puedo estar meses sin probarlos.

Una vez que hayas alejado de tu alcance las tentaciones, ya podemos pensar en ir cambiando paulatinamente nuestra dieta diaria.

Evita comenzar con cambios bruscos, ya hemos hablando de lo duro que pueden ser los cambios radicales, y las consecuencias negativas que pueden generarte. El cuerpo se debe ir adaptando a los nuevos alimentos poco a poco.

Llena tu nevera de las frutas y verduras que mas te agraden. Ahora en veranito, puedes congelar fruta y con el minipimer hacer unos helados artesanales increíbles. Yo soy adicto a ellos, y lo bueno es que de este tipo de helados, puedes comer todo lo que quieras!

Otro alimento indispensable en tu dieta son los huevos, que a parte de económicos, te aportaran muchas proteínas.

Si te gustan las legumbres, busca recetas en donde las puedas incorporar. Hay muchas ensaladas de legumbres ideales para el verano, que sientan de maravilla. Su gran aporte de fibra regularan tu tránsito intestinal.

No es necesario gastar mucho dinero para conseguir alimentos de calidad, si no puedes comprar pechugas de pollo, siempre hay pavo, algún pescado de oferta, calamares,..etc, que también son muy sanos y ricos. En épocas de crisis, hay que agudizar el ingenio y se resolverán muchos problemas.

Cuando vayas a comer, preparate tu plato individual y no te lleves todo lo preparado a la mesa. Si ves la comida, te dan mas ganas de comer.

Un truco que engañara a tu cerebro es servir en platos pequeños. Da la sensación de tener una ración mas suculenta.

Aprovecha los primeros días de la dieta, para hacer una depuración de tu organismo. Bebe mucha agua y zumos naturales. El de piña por ejemplo es muy diurético y el de tomate zanahoria y naranjas, te aportara muchísimas vitaminas antioxidantes y te ayudara a presumir de un bronceado precioso.

Reduce al máximo la cantidad de sal que consumes. Si eres propensa a la retención de líquidos,  sentirás como luego de unos días sin sal, tu cuerpo comienza a eliminar líquidos, y aunque no sea grasa lo que elimines, psicológicamente ayuda el ver como estas menos hinchada. Además, no tendrás problemas de hipertensión y prevendrás muchas enfermedades!! Si es que todas son ventajas!

Por último, recuerda que siempre debes complementar la dieta con el ejercicio físico. Además de notar cambios mas rapidamente, te ayudara a combatir el estrés, la ansiedad y todas las enfermedades asociadas al sedentarismo.

Ahora ya va siendo hora de despedirme, antes que me abandones por cansino.

Si luego de haber leído este articulo tienes dudas, aquí estoy para lo que necesites.

Saludos!!!

Artículos relacionados:

El camino hacia una dieta saludable (parte 2)

El camino hacia una dieta saludable (Parte 1)

Fuentes:

http://www.fen.org.es/

http://www.nutricion.org/

http://www.seedo.es/

http://www.nutricioncomunitaria.org/