Cada año van a parar a la basura unas 1300 millones de toneladas de alimentos, e independientemente del gran coste económico que eso supone (750.000 millones de dólares que se tiran a la basura), lo más importante es el terrible daño que ocasionamos a nuestros recursos naturales, recursos de los cuales dependemos para alimentarnos. ¿Parece una paradoja no? Nos estamos cargando con el desperdicio de alimentos, todo aquello que necesitamos para poder alimentarnos.

Por esta razón, hoy he querido aportar mi granito de arena y como se que mucha gente tira a la basura alimentos que aún se podrían consumir, por pensar que la fecha de consumo preferente es igual que la fecha de caducidad, la misión de hoy es diferenciar estos dos conceptos.

 

Fecha de consumo preferente:

Si has comprado un alimento y cuando vas a utilizarlo te das cuenta que se ha pasado de fecha, no quiere decir que ya no sea apto para el consumo. La fecha de consumo preferente nos enseña que pasado el tiempo que indica en la etiqueta, el producto puede perder algunas de sus propiedades organolépticas, es decir; sabor,textura,color..etc. Pero de ningún modo será peligroso para nuestra salud. El alimento sigue siendo totalmente seguro.

Consumir preferentemente

Un ejemplo son los yogures. Todos los yogures tienen fecha de consumo preferente. Cuando pasa de esa fecha, podemos notar su sabor ligeramente más ácido, pero no nos intoxicaremos, ya que la leche con la que se hacen pasa por un proceso de pasteurización. De hecho a mi siempre se me pasan de fecha, y están igual de buenos!

Fecha de caducidad:

Son alimentos que una vez caducados puede ser peligroso para nuestra salud ingerirlos. Generalmente los productos con fecha de caducidad, son alimentos muy perecederos y con un gran riesgo microbiológico, es decir riesgo de que haya un crecimiento elevado de bacterias patógenas que nos puedan causar alguna intoxicación alimentaria, enfermedad o daño. Un ejemplo claro son los mariscos, pescados y carnes crudas.

fecha caducidad

Bueno, ahora que sabes diferenciar ambas etiquetas, espero que lo tengas presente y que te ayude para no desperdiciar tantos alimentos. Tu economía lo agradecerá, y ademas estarás contribuyendo con el medio ambiente.

 

Saludos!