Buenos días seguidores!
Por motivos personales hace mucho tiempo que no actualizaba el blog, pero he vuelto!
Para compensarlos, escribiré el doble de lo que solía escribir. Una especie de redención… :)

Punto y a parte, hoy hablaré de la conjuntivitis, ya que con la llegada del otoño, además de catarros y gripes para dar y regalar, nos comienzan a llegar por urgencias diversos casos de conjuntivitis, siendo una de las consultas habituales la información sobre remedios naturales para su tratamiento y prevención. Así que de eso va este post. De como curar la tan molesta conjuntivitis con “hierbitas” y como evitar su aparición.

Consejos para prevenir la conjuntivitis

1. En primer lugar, se que es difícil pero debemos evitar frotarnos los ojos con las manos. Nuestras manos, aunque las lavemos con frecuencia, son un parque temático de gérmenes y alérgenos.

2. Un buen truco, sobre todo en otoño y primavera, cuando vuelan tantas partículas de los arboles y caen tantas hojas, es llevar gafas de sol. Nos harán de barrera protectora, al menos por el día… la noche ya es otro tema.

3. No compartas toallas, sobre todo si alguien de la casa tiene conjuntivitis.

4. Cambia las sábanas y fundas de almohadas regularmente y deben airearse cada día. Se suelen acumular en ellas muchos microorganismos.. te sorprenderías!

5. Si notas tus ojos irritados o secos, puedes recurrir a las lágrimas artificiales o suero fisiológico para hidratarlos y protegerlos. Va muy bien para limpiarlos luego de nadar en la piscina. Sobre todo si son piscinas a las que acuden muchos niños.

conjuntivitis

Remedios naturales para la conjuntivitis

Por suerte la madre naturaleza nos provee de plantas medicinales cuyos efectos contribuyen, al igual que ciertos fármacos, a combatir diversas enfermedades. La diferencia es que estas hierbas medicinales no provocan efectos secundarios y a veces los medicamentos si…
Con esto no quiero dar a entender que siempre debemos recurrir a la medicina natural. En muchas ocasiones necesitaremos de fármacos para tratar ciertas patologías y en otras, podremos recurrir a segundas opciones menos agresivas.

Manzanilla

Gracias a su gran poder antiinflamatorio y antiséptico, la manzanilla es ideal para curar la conjuntivitis infecciosa.
La forma correcta de utilizar la manzanilla es infusionando durante 15 minutos un puñado de flores secas y con una gasa seca, aplicarla sobre los ojos una vez se haya enfriado la infusión.

Saúco

El sáuco, remedio que muchas abuelas usaban para curar el mal de ojo, es una planta con propiedades depurativas, antiinflamatorias y al parecer refuerza las defensas, por lo que se utiliza para prevenir catarros y gripes.
Se utiliza de la misma forma. Infusionando un puñado de hojas secas en medio litro de agua y una vez enfriado, se aplica con gasas estériles.

Caléndula

La caléndula, ademas de ser una flor hermosa, desinfecta, desinflama y favorece la cicatrización de heridas. También se usa en casos de gingivitis, faringitis, orzuelos y bolsas debajo de los ojos.
Necesitas cocer 2 cucharaditas de petalos en medio litro de agua durante 5-10 minutos. Luego lo aplicas como en los casos anteriores.

Equinácea

Planta con propiedades antimicrobianas. Estimula la producción de células T e interferón (proteína que estimula el sistema inmunitario)
Es ideal comenzar a tomarla 15 días antes de que comiencen los fríos. De esta forma tu sistema inmunitario estará reforzado para cuando comiencen los virus a atacar.
En mi caso varios años que me he sentido con las defensas bajas lo he tomado y me ha ido de maravilla. Yo compraba en la farmacia los comprimidos y me tomaba dos al día. Además mucha fruta y verdura, sobre todo alimentos ricos en vitamina C y B, ácido fólico, e hierro.