La impotencia sexual es un problema frecuente entre los hombres mayores de 50 años, sobre todo si padecen ansiedad, estrés o depresión. No obstante también existen otras causas que provocan esta disfunción, sobre todo las enfermedades vasculares que impiden que el hombre acumule en el pene la cantidad de sangre necesaria para lograr su erección.

Aunque las enfermedades vasculares son uno de los principales factores de riesgo a tener en cuenta, no se puede dejar de lado otras causas que influyen significativamente sobre los problemas de erección. Entre ellas encontramos:  hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas,  hipercolesterolemia, y por supuesto fumar.

Si eres de las personas que antes de buscar tratamientos farmacológicos convencionales (dígase viagra®), quieres probar productos naturales, quizás una muy buena opción puede ser el ginseng.

Propiedades del ginseng

El ginseng, además de proporcionar energía y vitalidad, es un poderoso vasodilatador que ayuda a mejorar la calidad de las erecciones, facilitando la liberación de óxido nítrico  y mejorando el flujo sanguíneo. Posee ginsenósidos, sustancias estimulantes que producen en el organismo efectos similares a los producidos por la testosterona, hormona necesaria para incentivar el deseo sexual.

La disminución de los niveles de testosterona produce pérdida de la libido, falta de excitación y problemas para conseguir la erección del pene.

Si bien la testosterona es la principal hormona masculina, también está en el organismo de las mujeres y aunque sea en pequeñas proporciones es necesaria para el impulso o deseo sexual.

Es importante resaltar que hay muchas variedades de ginseng en el mercado y según el tipo de ginseng ( ginseng coreano, ginseng rojo, panax ginseng )obtendremos diferentes resultados. Incluso hay una especie, el ginseng americano, con efectos sedantes. Teniendo en cuenta el problema que hoy estamos tratando, si encima añadimos el efecto sedativo…puede ser una verdadera catástrofe. Por este motivo,  siempre recomiendo que antes de comprar y consumir cualquier tipo de planta medicinal busquen asesoramiento y compren los productos en sitios de confianza. Es importante saber diferenciar cuales son las variedades de mejor calidad o las que producen el efecto deseado.

En este caso, el ginseng que se utiliza para tratar los problemas de erección es el Panax ginseng. También se le conoce como ginseng asiático, ginseng coreano o ginseng rojo.