Hace unos días les enseñe en un post, los trucos anticrisis para combatir este calor y también hablábamos de la envida que nos daban aquellas personas que en sus casas o trabajos gozaban de un buen aire acondicionado. Pero cuidado, que este artefacto tiene también su lado oscuro. 

El uso abusivo del aire acondicionado favorece la aparición de ciertos trastornos o enfermedades menores como contracturas musculares, faringitis, tos, rinitis, dolor de cabeza, dolor lumbar o cervical, pero también puede provocar la aparición de enfermedades más graves como por ejemplo la causada por la legionella, a la que también se lo conoce como“la enfermedad del legionario” de la que tanto se ha hablado estos días en los medios de comunicación.

Para evitar cualquier riesgo es importante tomar una serie de precauciones y así poder disfrutar del frescor que nos ofrecen los climatizadores, pero sin correr riesgos innecesarios que nos estropeen el verano.

RECOMENDACIONES QUE DEBERÍAS TENER EN CUENTA…

Mantenimiento adecuado del aire acondicionado

NEUMOMADRID recomienda la limpieza de los filtros de aire, según la normativa vigente o las recomendaciones del fabricante, cada vez que comienza la temporada de calor, para evitar que se acumulen bacterias ( legionella) y hongos (aspergillus ) en su interior.

Cambios de temperatura muy notorios

La temperatura del aire acondicionado no debería bajar de los 24- 25º. Las grandes diferencias de temperaturas favorecen la aparición de enfermedades respiratorias de las vías altas como la faringitis o laringitis.

Evitar el impacto directo del aire frió

Es importante que la piel y la musculatura no reciban el impacto directo del aire frió, debido a que nuestro cuerpo no es capaz de adaptarse tan rápido a esa brusca diferencia de temperatura y puede ocasionarnos diferentes problemas musculares. Además, si te expones directamente al flujo del aire, también te expones a esas “microgotas” que expulsa y que en caso de estar contaminadas con bacterias u hongos,  tendrías todos los números de ser el nuevo portador de una enfermedad pulmonar.

Humidificadores

Hay que recordar que los aires acondicionados eliminan la humedad del ambiente, por eso si trabajamos en alguna empresa en donde el aire esta encendido durante todo el  horario laboral, puede ser normal que experimentemos picores de nariz, garganta y ojos, e incluso tos. Para evitar estos síntomas que nos están avisando que el aire del ambiente es excesivamente seco, podemos o bien utilizar sprays de agua marina para la nariz u otra opción sería proponerles a tus jefes el uso de humidificadores de ambiente. Si le dices que eso ayudara a que no hayan más bajas laborales por culpa del aire acondicionado… seguro que se lo piensan!